segundos

15 nov

Albondigas de pollo con sepia y gambas

Cuenta una leyenda catalana que se enamoraron un pastor y una sirena, el pastor fue bajando de la montaña y la sirena saliendo del mar hasta que se encontraron en el centro del valle donde construyeron su cabaña y de ahí nació El Ampurdán… tal vez en el banquete de boda el plato principal debió ser el famoso “mar y montaña”, típica receta catalana donde se mezclan estos ingredientes tan estupendos de la región.
Esta receta que hoy publico, es una versión de este plato tan típico de Cataluña, una combinación de sabores excelente.

INGREDIENTES

500 gr. de carne de Pollo picada (pechuga y muslo)
1 huevo grande
3 cucharadas de Cebolla frita seca (envasada)
2 cucharadas de Pan rallado
500 gr. de Sepia
200 gr. de Tomate triturado
Una Cebolla pequeña
2 dientes de Ajo
1 cucharadita de Pimentón dulce
20 Almendras fritas
150 gr. de Agua mineral
Aceite de Oliva Virgen
Sal y Pimienta
6 Gambas grandes

PREPARACIÓN

Poner en un bol la carne, la cebolla, sal y el huevo, remover con un tenedor hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Añadir el pan rallado y volver a mezclar. Dejar reposar una hora en la nevera.
Formar las albóndigas y freírlas ligeramente en abundante aceite de oliva. Sacarlas a un plato y reservar.
(Yo no rebozo las albóndigas en harina para freírlas, me gustan más así)

Poner en una sartén 4 cucharadas del aceite de freír las albóndigas y saltear las gambas, sacarlas a un plato y reservar.
En el mismo aceite freír la sepia cortada en cubos, cuando pierda el agua y empiece a dorar sacarla y reservar.
Añadir un par de cucharadas más de aceite si es necesario y pochar la cebolla picada, cuando empiece a estar transparente agregar el tomate, salpimentar y freír.
Poner el sofrito de cebolla y tomate en el vaso de la batidora y añadir los 2 ajos pelados, el pimentón, el agua y las almendras, triturar hasta que quede la salsa fina.
Poner en una cazuela las albóndigas, la sepia y verter la salsa por encima, dejar cocer a fuego lento 20 minutos, comprobar el punto de sal y añadir si es necesario.
Si la salsa espesa demasiado añadir un poco de agua durante la cocción, si por el contrario es demasiado liquida aumentar la fuerza del fuego.
En los últimos minutos colocar las gambas por encima de las albóndigas para que se calienten.
Servir caliente.


Quizas tambien le interese:

Publicado en Publicado el por Ana.
Visto . Tiene 2 comentarios »