segundos

14 mar

Potaje de vigilia

El potaje de Vigilia es una receta tradicional en toda España durante la época de Cuaresma. Los ingredientes principales son los garbanzos y el bacalao, incluyendo según la zona, acelgas o espinacas.
Es un plato muy completo y nutritivo, reúne todos los nutrientes esenciales y apenas contiene grasa.
De esta forma lo cocina mi madre y es la perfecta excusa para reunir a la familia en estos días.

INGREDIENTES

250 gr. de garbanzos
200 gr. de Bacalao desalado
1 cabeza de Ajos
1 hoja de Laurel
1 Pimiento Choricero seco
200 gr. de Acelgas
2 Patatas grandes
Aceite de Oliva y Sal

Para el sofrito:
2 tomates maduros
1 cebolla pequeña
1 Pimiento verde italiano

Para el aliño:
15 Cominos
1 diente de Ajo
Pimienta negra molida

Para los panecillos de Bacalao:
200 gr. de Bacalao desalado
30 gr. de miga de pan candeal seco
2 dientes de Ajo
Perejil
2 Huevos

PREPARACION

Los panecillos de Bacalao:
Picar el bacalao en trocitos pequeños con cuchillo, añadir la miga de pan rayada, el ajo y el perejil picados y los huevos. Añadir sal si es necesario. Mezclar bien con un tenedor y dejar reposar un rato.
Formar los panecillos con ayuda de una cuchara y freírlos en abundante aceite.
Sacarlos y colocarlos sobre papel de cocina y reservar.

El día anterior poner los garbanzos en remojo en agua fría.
Hacer el sofrito pochando en una sartén con un chorrito de aceite la cebolla y el pimiento cortados en trocitos, añadir el tomate y sofreír. Apartar del fuego y triturar con la batidora.
Cocer las acelgas en agua con sal, escurrirlas y reservar.
Pelar, lavar y cortar en trozos regulares las patatas y conservarlas en agua con sal.
Cortar en trozos el bacalao.

Poner una olla al fuego con abundante agua, un chorrito de aceite, el pimiento choricero, la cabeza de ajos y el laurel, cuando empiece a hervir añadir los garbanzos y sal, tapar y dejar cocer a fuego lento durante una hora y media o hasta que estén tiernos.
Agregar el sofrito, las patatas cortadas y escurridas, las acelgas cocidas y el bacalao cortado en trozos. Dejar hervir 15 minutos más.
Sacar el pimiento choricero y raspar la pulpa con un cuchillo.
Hacer el aliño triturando la pulpa del pimiento, los cominos, el ajo, dos cucharadas de garbanzos cocidos, pimienta y un cucharón de caldo.
Agregar al potaje el aliño y los panecillos, comprobar el punto de sal y dejar cocer 5 minutos.

Es recomendable hacerlo en día anterior para que los sabores se asienten y el almidón de los garbanzos espesen el caldo.


Quizas tambien le interese:

Publicado en Publicado el por Ana.
Visto . Tiene 8 comentarios »