postres y dulces

7 ene

Roscón de reyes

El origen del Roscón no tiene nada que ver con la Epifanía ni con la llegada de los Reyes Magos a Belén para agasajar al Niño Jesús, sino que parece estar en las saturnales romanas, las fiestas dedicadas a Saturno, que no eran fiestas para niños, sino para adultos, con el fin de que el pueblo en general pudiera celebrar la paz y la prosperidad, así como el buen tiempo (los días más largos) que empezaban con el solsticio de invierno.
Se escondía un grano de haba, en cualquier lugar de la habitación o incluso de la casa, y a veces entre la miga del pan, y había un premio para quien la encontraba,  un premio exclusivamente destinado a los esclavos: quedaba libre durante todas las Saturnales que, por cierto, llegaron a ser grandes orgías y bacanales, nada infantiles.
Estas Saturnales paganas llegaron al Siglo III ya transformadas en una fiesta en la que el protagonismo sí era para los niños: el niño a quien le tocaba el haba, se convertía en Rey por un día, y era llamado el Niño Rey.
Ese juego se hizo tradición y se extendió por toda Europa a través de los siglos, enraizando sobre todo en Francia, donde el Niño Rey fue objeto de grandes atenciones, regalos,  era vestido de gala y se le obsequiaba con un rico y vistoso pastel, “Le Gateau du Roi”. Fue entonces cuando el vulgar grano de haba fue sustituido por algún pequeño objeto, a veces de gran lujo y valor que se escondía en el suculento pastel. La costumbre nos llegó a España con los Borbones y el pastel “Le Gateau du Roi”, adquirió la forma de roscón y fue enseguida bautizado como “Roscón de Reyes”.

INGREDIENTES

Para el azúcar glass aromatizado:
120 g de azúcar
La piel de un limón (solo la parte amarilla)
La piel de una naranja (solo la parta naranja)

Para la masa madre:
70 gr. de Leche
10 gr. de Levadura prensada de panadero
1 cucharadita de Azúcar
130 gr. de Harina de fuerza

Para la masa:
60 gr. de Leche entera
70 gr. de Mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos L
20 gr de Levadura prensada de panadero
30 gr. de licor Cointreau
450 gr. de Harina de fuerza
1 pellizco de sal

Para decorar:
Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Naranja confitada y guindas

PREPARACIÓN

Thermomix
Poner en el vaso limpio y seco el azúcar y pulverizar el azúcar, 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.
Añadir las pieles de limón y naranja a través del vocal y programar 15 segundos, velocidad progresiva 5-10. Sacar del vaso y reservar.
Poner todos los ingredientes de la masa madre en el vaso y programar 15 segundos, velocidad 4. Sacar la masa del vaso y formar una bola, amasando un poco para que quede compacta. Poner en un recipiente agua templada (37º) y meter la bola dentro. Cuando la bola de masa flote y haya doblado su volumen estará lista (más o menos entre 10 y 15 minutos).
Poner en el vaso el azúcar glass aromatizado reservado, los ingredientes de la masa y la bola de masa madre. Programar 30 segundos, velocidad 6.
Amasar programando 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. La masa se moverá formando una bola.
(Primer levado).- Dejar reposar dentro del vaso hasta que la masa salga por el bocal (dependiendo de la temperatura ambiente tardará una hora más o menos)
Bajar la masa con la espátula y volver a amasar, programando 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.
(Segundo levado).- Sacar la masa del vaso, formar una bola remetiendo la masa hacia dentro, Ponerla en un recipiente amplio, taparla con papel film engrasado y meterla en la nevera durante toda la noche.
(Tercer levado).- Sacar la masa de la nevera y dejar a temperatura ambiente durante una hora. Desgasificarla boleando la masa y remetiéndola hacia adentro. Dejarla reposar unos minutos.
Dividir la masa en dos partes iguales.
Con cada parte hacer una bola y con los dedos hacer un agujero en el dentro, ir estirando la masa con las manos dándole forma de un gran donut. Colocarlo sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal o mejor un silpat, colocar en el centro del roscón un aro de emplatar engrasado, tapar con papel vegetal y dejar levar hasta que doble su volumen.
Una vez que ha levado lo suficiente pintar con el huevo batido toda la superficie del roscón con una brocha de silicona, de forma muy suave para no pinchar la masa. Colocar las rodajas de naranja confitada, el azúcar humedecido y las guindas.
Meter la bandeja con el roscón en el horno precalentado a 180º calor arriba, abajo y aire. A los 5 minutos quitar el aire y el grill y dejar solo calor abajo durante 15 o 20 minutos más.
Sacar del horno y dejar enfriar.
Cortarlo por la mitad y rellenar con crema pastelera o trufa.

Nota: Esta masa soporta perfectamente la congelación. Se puede congelar después del segundo o tercer levado y el resultado es perfecto. El roscón de crema lo congelé después del segundo levado y la diferencia no se notó nada.
Esta receta solo la explico haciéndola con la thermomix, por que  amasar no es mi fuerte y no he probado nunca hacerla de forma tradicional.

Fuente: Pan y Bolleria con Thermomix


Quizas tambien le interese:

Publicado en Publicado el por Ana.
Visto . Tiene 13 comentarios »