primeros

6 ago

Alitas de pollo rellenas

La primera vez que comí las alitas de pollo rellenas fue en “La Boyera” un precioso restaurante en Binisafua. La especialidad del restaurante es la cocina Thailandesa … la cocinera encargada de preparar los deliciosos y exóticos platos y hacerte sentir que estas en ese bello país, es nativa de Thailandia.
Me he permitido hacer una copia de sus alitas rellenas, aunque os recomiendo (si tenéis ocasión) probar las suyas porque son una verdadera delicia.

INGREDIENTES

15 Alitas de pollo
100 gr. de Jamón dulce
50 gr. de Aceitunas verdes sin hueso
50 gr. de Pimiento morrón en conserva
1 Huevo
1 cucharada de Pan rallado
Sal y pimienta

Para rebozar
Harina para freidurías (es más gruesa que la normal)
500 gr. de Aceite de Oliva

Para la Salsa agridulce:
50 gr. de Azucar
40 gr. de Vinagre blanco
30 gr. de Salsa de Soja
50 gr. de Ketchup
150 de Agua
1 cucharadita de Maicena (8 gr.)

PREPARACIÓN

La salsa:
Tradicional
Mezclar todos los ingredientes con la batidora y llevar a ebullición hasta que espese. Dejar enfriar y reservar en un recipiente tapado.
Thermomix
Poner todos los ingredientes en el vaso y programar 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

Rellenar las Alitas:
Limpiar las alitas de pumas y lavarlas.
(1) -Con un cuchillo afilado hacer un corte a lo largo de la parte más carnosa del ala.
(2) – y otro corte donde se juntan los huesos.
(3) – girar hacia atrás el ala para despegar los huesos de la ternilla, saldrán las puntas de los huesos.
(4) –con unas tijeras retirar los huesos y con cuidado cortar los trocitos de carne, dejando solo la piel.
Poner la carne de las alas, el jamón dulce, las aceitunas y el pimiento morrón en la picadora y triturar hasta que quede una masa fina y sin trozos grandes.
Poner la masa en un bol y añadirle el huevo, mezclar bien, agregar la cucharada de pan rallado y salpimentar. Remover bien la masa y dejar reposar un rato.
(5) -Poner una porción de masa en cada alita y envolver con la piel.
(6) –rebozarlas con harina para freidurías, sacudiéndolas bien para quitar el exceso.
Calentar en una sartén el aceite de oliva sin que llegue a humear y freír las alitas hasta que estén bien doradas.
Servirlas calientes con la salsa agridulce.


Quizas tambien le interese:

Publicado en Publicado el por Ana.
Visto . Tiene 14 comentarios »